Aunque el Mobile World Congress da comienzo de manera oficial el lunes, ha sido este domingo cuando se han dado a conocer los nuevos teléfonos de Nokia, entre los cuales se encuentra este Nokia 7 Plus. Es un terminal enfocado al sector más difícil del mercado, el medio, pero que cuenta con grandes argumentos para conquistar a los potenciales clientes.

El resurgir de Nokia, que se produjo precisamente en el Mobile World Congress del año pasado con la reinvención del clásico Nokia 3310, nos dejó con ganas de ver algo más elaborado por parte de HMD Global, la firma que ahora se encarga del apartado de smartphones del archiconocido fabricante. Aunque ya ha lanzado otros teléfonos a lo largo del año, como el Nokia 6, el Nokia 7 y el Nokia 8, el MWC 2018 se presentaba como el escenario en el que la compañía quería presentar el punto de inflexión definitivo para demostrar que, efectivamente, están de vuelta.

Un Nokia para triunfar

En primer lugar, como viene dictando la norma desde hace unos meses, cuenta con unos marcos reducidos, lo que conlleva que sea especialmente atractivo en el apartado físico y a lo que ayudan también unos colores traseros en Negro/Cobre y Blanco/Cobre que quieren alejarse de lo sobrio y lo tradicional, sin que esto signifique llegar a la estridencia o el mal gusto. En este ánimo por diferenciarse se encuentra también la inclusión de Android One, la versión sin adulterar del sistema operativo de Google y que ha sido un enorme acierto en terminales como el Xiaomi Mi A1.

Con un diseño llamativo, 6 pulgadas de pantalla y una versión de Android que acompaña, solo queda que las especificaciones internas también lo hagan. Y lo hacen. Cuenta con un Snapdragon 660 de Qualcomm –que no es tan frecuente encontrar en estos dispositivos como el 635 –y 4GB de RAM, más que de sobra para desenvolverse con soltura en las situaciones cotidiana. En cuanto a la cámara, vuelve a montar una óptica ZEISS con Dual-Sight mejorado, con un sistema de doble lente para obtener zoom de doble aumento sin perder calidad.

El punto menos atractivo de este Nokia 7 Plus es el precio, que se va hasta los 399 euros. Estará disponible para su compra a principios de abril.